Tercera Lectura - Teorías de La Representación (1)

3 pages
0 views
of 3

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Tags
Transcript
  453El trabajo de la representación Teorías de la representación Hablando ampliamente, hay tres enfoques para explicar cómo la representa-ción del sentido trabaja a través del lenguaje. Como dije, podemos llamarlos enfoque reflectivo, intencional y construccionista o constructivista. Pueden pensarse como un intento de responder a las preguntas ¿de dónde vienen los sentidos? Y ¿cómo podemos decir el “verdadero” sentido de una palabra o imagen?En el enfoque reflectivo el sentido es pensado como lo que reposa en el objeto, la persona, la idea o el evento del mundo real, y el lenguaje funciona como un espejo que refleja el verdadero sentido tal como existe en el mundo. Como la poeta Gertrude Stein dijo una vez, “Una rosa es una rosa es una rosa”. En el siglo IV antes de Cristo los griegos usaron la noción de mimesis  para explicar cómo el lenguaje, y aun el dibujo y la pintura, copiaba o imitaba la naturaleza; pensaban el gran poema de Homero, La Ilíada , como la “imita-ción” de una serie heroica de eventos. De modo que la teoría que dice que el lenguaje actúa por simple reflejo o imitación de la verdad que ya está como fijada en el mundo es a veces llamada “mimética”.Desde luego hay cierta verdad obvia en las teorías miméticas de la repre-sentación y del lenguaje. Como hemos dicho, los signos visuales portan cierta relación con la forma y textura de los objetos que representan. Pero, como también se dijo antes, una imagen visual bidimensional de una rosa es un signo, no se debe confundir como la planta real que tiene espinas y crece y florece en el jardín.  454Stuart Hall Además, hay muchas palabras, sonidos e imágenes que entendemos muy bien pero que son enteramente ficticios o fantasías, y se refieren a mundos completamente imaginarios —¡incluyendo, como muchos piensan hoy, casi toda La Ilíada !— Desde luego, puedo usar la palabra “rosa” para referirme a las plantas reales, actuales, del jardín, como hemos dicho antes. Pero esto es porque conozco el código que enlaza el concepto con una palabra o imagen particulares. No puedo pensar, hablar o dibujar con una rosa real. Y si alguien me dice que no hay una palabra “rosa” para una planta en su cultura, la planta existente en el jardín no puede resolver la falla de comunicación entre nosotros. Dentro de las convenciones de los diferentes códigos lingüísticos que usamos, ambos tenemos razón —y para entendernos uno debe aprender el código que  vincula la flor con la palabra que a esa planta corresponde en la otra cultura—.El segundo enfoque del sentido en la representación argumenta el caso opuesto. Sostiene que es el hablante, el autor, quien impone su sentido único sobre el mundo a través del lenguaje. Las palabras significan lo que el autor pretende que signifiquen. Este es el enfoque intencional  . De nuevo, tienen algo de razón en su argumento dado que todos nosotros, como individuos, usamos el lenguaje para expresar o comunicar cosas que son especiales o únicas para nosotros, para nuestro modo de ver el mundo. Sin embargo, como teoría general de la representación por medio del lenguaje, el enfoque intencional tiene sus fallas. No podemos ser la única fuente de sentidos en la lengua, dado que esto significaría que podríamos expresaros en lenguajes enteramente privados. Sino que la esencia del lenguaje es la comunicación y esto, a su vez, depende de las convenciones lingüísticas y de los códigos compartidos. El lenguaje no puede ser un juego privado. Nuestros sentidos privados, por más personales que sean, deben entrar en las reglas, códigos y convenciones del lenguaje  a fin de que sean compartidos y comprendidos. La lengua es un sistema social de un todo y por todo. Esto significa que nuestros pensamientos privados han sido guardados a través del lenguaje y es a través del mismo como pueden ser puestos en acción.El tercer enfoque reconoce este carácter público y social del lenguaje. Reconoce que ni las cosas en sí mismas ni los usuarios individuales del lenguaje pueden fijar el sentido de la lengua. Las cosas no significan: nosotros construimos  el sentido, usando sistemas representacionales —conceptos y signos—. Por tanto éste es llamado el enfoque constructivista del sentido dentro de la lengua. Según este enfoque, no debemos confundir el mundo material, donde las cosas y la gente existen, y las prácticas simbólicas  y los procesos mediante los cuales la representación, el sentido y el lenguaje operan. Los constructivistas no niegan la existencia del mundo material. Sin embargo, no es el mundo material el que porta el sentido: es el sistema de lenguaje o aquel sistema cualquiera que usemos para representar nuestros conceptos. Son los actores sociales los que usan los sistemas conceptuales de su cultura y los sistemas lingüísticos y los demás sistemas representacionales para construir  455El trabajo de la representación sentido, para hacer del mundo algo significativo, y para comunicarse con otros, con sentido, sobre ese mundo.Desde luego, los signos pueden también tener una dimensión material. Los sistemas representacionales consisten en sonidos  actuales que hacemos con nuestras cuerdas vocales, las imágenes que hacemos con las cámaras sobre papel sensible a la luz, las marcas  que hacemos con pintura sobre la tela, los impulsos  digitales que transmitimos electrónicamente. La representación es una práctica, una clase de “trabajo”, que usa objetos materiales y efectos. Pero el sentido depende, no de la cualidad material del signo, sino de su  función simbólica . Porque un sonido particular o palabra está por  , simboliza  o representa  un concepto, puede funcionar, dentro de un lenguaje, comoun signo y portar sentido —o, como dicen los construccionistas, significar(sign-i-ficar)—. En: Stuart Hall (ed.), Representation: Cultural Representations and Signifying Practices.London, Sage Publications, 1997. Cap. 1, pp. 13-74. Traducido por Elías Sevilla Casas
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x