Art

Mi Experiencia en el II Campeonato Iberoamericano de Taquigrafía

3 pages
57 views
of 3

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Breve relato de mi experiencia en el II Campeonato Iberoamericano de Taquigrafía. (Por Martín Córdoba)
Similar Documents
Tags
Transcript
  Mi experiencia en el   II Campeonato Iberoamericano de Taquigrafía  ----- Por Martín E. Córdoba    Taquígrafo de la H. Legislatura de Tucumán    Subcampeón Iberoamericano de Taquigrafía    Profesor de Taquigrafía    Sitio web: www.lataquigrafia.blogspot.com    Ahora, al ponerme a escribir acerca de la maravillosaexperiencia que, gracias a Dios, me tocó vivir el día 24 desetiembre de 2010, regresan a mi conciencia aquellas bonitasimágenes de aquel día, las cuales se van sucediendo, una trasotra y, por momentos, confieso que mi mente quisiera“congelarlas” para que se queden allí por siempre, eternizadas.Recuerdo el entusiasmo que animaba a todos los compañerosparticipantes momentos antes de la competencia, cómo losestenotipistas acomodaban sus máquinas y se disponían arealizar “una última práctica” para ver si todo realmente estababien; también evoco cómo los taquígrafos manualespreparábamos nuestros elementos: algunos comprobábamossi el lápiz estaba adecuadamente afilado o no, a la vez quedecidíamos con cuál de los extremos del mismo íbamos aescribir y también determinábamos cuáles serían las hojas queíbamos a utilizar, tanto para realizar el “dictado decalentamiento” como para taquigrafiar el dictado definitivo.Pude observar cómo los nervios, naturales y propios de unacompetencia de estas características, se apropiaban de loscuerpos, en mayor o en menor medida, pero que, en definitiva,todos los sentíamos… En fin, rememoro todo esto y,sinceramente, quisiera que mañana mismo se organice otracompetencia para estar presente en ella, pues todo lo que allí se vive a veces no se puede expresar con palabras.    Aunque nunca participé en certámenes deportivos,siempre estuvo en mí el sano deseo de competir (antes quecon otros, conmigo mismo, tratando de mejorar cada vez unpoco más), y pude tener la enorme satisfacción de hacerlo enuna actividad que me apasiona sobremanera: la taquigrafíamanual a lápiz, la cual descubrí cuando cursaba el 4° año de laescolaridad secundaria, y nunca dejaré de agradecer a Dios porel hecho de haberme permitido conocer aquellos hermosos ymultiformes signos, derivados de las figuras geométricas, quellegaron a mí en aquella oportunidad para nunca másabandonarme.   He sido partícipe de la taquigrafía considerada como undeporte [1] y he disfrutado del “antes” y del “después” delevento competitivo: el “antes” estuvo dado por toda la etapaprevia de entrenamiento para poder llegar en las mejorescondiciones posibles al Campeonato, lo cual redundó en unnotable perfeccionamiento en el arte de taquigrafiar, dada ladedicación y el esfuerzo que puse para conseguir el objetivoque me había propuesto, que no fue otro que entregar lo mejorde mí como taquígrafo, con independencia de los resultadosque pudiera obtener; el “después” estuvo dado por los díasque siguieron a la competencia, con la correspondiente cuotade ansiedad que me acompañó hasta el momento de lapremiación.   No quiero dejar de señalar mi experiencia al emplear latecnología del reconocimiento de voz en el Campeonato, pueshe utilizado un programa informático basado en estatecnología para traducir mis notas taquigráficas y he podidoobservar cómo la taquigrafía manual y la técnica antesmencionada -dos herramientas puestas al servicio deltaquígrafo- se unieron, se complementaron una con la otra. Alcontrario de lo que algunos pueden pensar respecto a que lasnuevas tecnologías pueden sustituir al taquígrafo, pienso quede ninguna forma esto puede ser posible, pues el “verdaderotaquígrafo” es el cerebro de la persona que está detrás de lasherramientas (lápiz y papel, máquina de estenotipia,computadoras, etcétera), el cual, por su extrema complejidad,no puede sustituirse artificialmente. Sí estoy convencido que eltaquígrafo debe servirse de todos los adelantos tecnológicosque surjan y que redunden en una óptima realización de sulabor taquigráfica.   En mi caso, el solo hecho de intervenir en el Campeonatoya fue todo un éxito, por lo que el resultado de haber  clasificado como subcampeón constituyó todo un plus, comotambién lo es todo lo que día tras día continúo viviendo conrelación a este logro.   Qué interesante sería que el entusiasmo quemanifestamos todos los taquígrafos que participamos en estecertamen internacional de Taquigrafía se contagiara entre máscolegas y que en el III Campeonato Iberoamericano deTaquigrafía, a realizarse en Uruguay en el año 2012, esto seviera reflejado en un mayor número de participantes.   _____________________________________   [1] Considerando la acepción del DRAE: “A ctividad física, ejercidacomo juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento ysujeción a normas”.  
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks