martin rivas

15 pages
0 views
of 15

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Tags
Transcript
  ANALES DE LITERATURA CHILENA Año 5, Diciembre 2004, Número 5, 13-27 EL METARRELATO NACIONALISTA EN  MARTIN RIVAS   DEALBERTO BLEST GANA Cristián Montes Capó Universidad de Chile CONTEXTO DE RECEPCIÓN DE  MARTIN RIVAS  1   DESDE LA PERSPECTI-VA NACIONALISTAAlberto Blest Gana ha sido considerado el máximo representante literario deun movimiento nacional que estimula crecientes formas de patriotismo. Como retra-tista de época, el célebre autor chileno logra mostrar el dinamismo del entramadosocial y los múltiples elementos que configuran la incipiente nacionalidad. Al poten-ciar el carácter documental e histórico del texto literario, su obra cumple con lafunción de describir y analizar objetivamente la sociedad que le tocó vivir 2 .En la fecha de nacimiento de Alberto Blest Gana (1830), el proceso en el cualse configuran los valores patrios alcanza una alta productividad simbólica. La en-crucijada en que se vive hace que converjan los intereses del Estado y las elites encrear una idea de nación, entendida ésta como el criterio básico desde donde seconfigura la nacionalidad. Su carácter se funda en el valor de las tradiciones históri-cas, en los aspectos políticos, religiosos y en todas las costumbres que la estimulan.Se genera así toda una simbología que abarca “el escudo, en 1834, el himno nacionalen 1847 y la generalización en 1854 del uso de la bandera creada en 1817” 3 . 1 Alberto Blest Gana,  Martín Rivas . Santiago: Editorial Andrés Bello, 1983. 2  “Su admiración por la nación en su conjunto no le impedía descubrir defectos y señalarlos.Su alma estaba en Chile con la fuerza de un afecto patriótico tierno que resistía a todo”, CarlosSilva Vildósola,  El Mercurio  (Santiago, Chile, 19 de junio de 1991). 3  Hernán Godoy Urzúa, “El carácter chileno”, en  El carácter chileno . Editor: Hernán Godoy.Santiago: Editorial Universitaria, 1991, p. 216.  CRISTIÁN MONTES CAPÓ14 Durante el período que va desde 1830 hasta el momento que aparece  Martín Rivas  (1862), el sistema político en Chile alcanza una notoria solidez. En un contex-to socio-cultural donde los sectores cultos regían los intereses de los segmentos po-pulares, era imperativo una instrucción generalizada y sostenida. Mediante un pro-yecto de país que interpretara el Estado como el protagonista más relevante de losocial, sería posible alcanzar el anhelado progreso. En el aspecto económico, Chileprogresaba a la vanguardia del resto de Latinoamérica, lo que se hacía evidente en elfortalecimiento de las industrias del salitre, del carbón y de la piedra, entre otras. Sinembargo, la matriz donde se fragua el sentimiento de nación no se elabora única-mente sobre bases pragmáticas y materiales. Dichos fundamentos se sostienen enuna compleja amalgama de estructuras materiales y espirituales que consideran “quela nación es, antes que nada, alma, espíritu, y sólo de manera secundaria materiacorpórea; es individual antes que ser entidad política” 4 .Pero los acontecimientos y la mirada acerca de la sociedad irán cambiandocon el avanzar del siglo XIX. Según algunos historiadores, los problemas comenza-ron cuando Chile se incorporó a la causa americanista, acudiendo en ayuda de otrospaíses latinoamericanos. Por tal razón se endeudó desmedidamente, lo que fue agra-vado por la pérdida de la marina mercante nacional 5 . Además, a mitad del siglo XIXse experimentan grandes cambios, lo que contrasta con la estabilidad de las décadaspasadas. Una de esas transformaciones es el fuerte crecimiento demográfico y elsostenido tránsito de la gente rural hacia la ciudad de Santiago. Por otro lado, graciasal proceso de urbanización empiezan a surgir las primeras industrias con capitalesextranjeros. Como consecuencia de ello se empezarán a evidenciar los contrastessociales que caracterizarán posteriormente a la sociedad chilena. En el ámbito de lapolítica, la fricción ideológica comenzará a tensar las posiciones conservadora yliberal; credos que remiten a perspectivas opuestas acerca del quehacer político y dela sociedad. Así como la ideología conservadora se define por su localismo y unrespeto casi sagrado por el orden establecido, la ideología liberal despliega ciertoutopismo al enfatizar el carácter universalista de la educación y al entender la liber-tad como un valor trascendente. 4  Federico Chaboad,  La idea de nación . México: Fondo de Cultura Económica, 1987, pp.30-31. 5  Ver al respecto Guillermo Feliú Cruz, “Patria y chilenidad”, en  Mapocho . Biblioteca  Nacional, Año IV, Tomo V, N.1, Vol. 13, 1966.  15EL METARRELATO NACIONALISTA EN  MARTIN RIVAS  EL METARRELATO NACIONALISTADentro del proyecto nacionalista ilustrado aparece como señera la figura deAndrés Bello y sus ideas acerca del desarrollo y la educación del pueblo. El intelec-tual venezolano considera que la instrucción general, al ser la base del progreso y delas instituciones republicanas, debe constituirse en una prioridad fundamental delgobierno. Requiere, para ello, inspirarse en el ejercicio de una libertad entendidacomo “el estímulo que da un vigor sano y una actividad fecunda a las institucionessociales” 6 .   Siguiendo estas mismas directrices de pensamiento, José VictorinoLastarria plantea que una literatura nacional debe tener como soporte base la reali-dad popular, ya que “la nacionalidad de una literatura consiste en que tenga una vidapropia, en que sea peculiar del pueblo que la posee, conservando fielmente la estam-pa de su carácter, de ese carácter que reproducirá tanto mejor mientras sea más po-pular” 7 .Es al interior de este ideario nacionalista donde se ubica la figura de AlbertoBlest Gana. Desde su punto de vista, el imperativo de educar al país debe abordarsecon un tipo de inteligencia que permita alcanzar la verdad filosófica. En lo relativoa las letras, piensa que las razones para explicar la falta de una literatura chilenarepresentativa son la ausencia de estímulos auténticos y lo reducido de la parte ilus-trada del pueblo. Considera que las artes literarias deben cumplir una función emi-nentemente civilizadora y al servicio del progreso. La idea es conquistar un tipo deliteratura que piense al hombre como ser colectivo y no como mera individualidad.Al lograrlo, el escritor podrá describir en forma más acuciosa sus percepciones deuna sociedad retratada según los criterios del verosímil realista. Solo así estará encondiciones de develar sus verdaderos contrastes. La novela de costumbres será laque mejor se inscriba en el proyecto social al que se aspira, “puesto que en su esferase discuten los más vivos intereses sociales; el escritor puede combatir los vicios desu época con el vivo colorido que resalta en el disco de cuadros de actualidad” 8 . 6  Andrés Bello, “Discurso pronunciado en la instalación de la Universidad de Chile”, enRaúl Silva Castro,  Antología de Andrés Bello . Santiago: Ed. Zig-Zag, 1965, p. 149. 7  José Victorino Lastarria, “Discurso de incorporación a la sociedad literaria”, en JoséPromis, Testimonios y documentos de la Literatura Chilena . Santiago: Ed. Nascimento, 1977,p. 89. 8 Alberto Blest Gana, “Literatura chilena. Algunas consideraciones sobre ella” (Discurso deincorporación a la Facultad de Humanidades, Universidad de Chile, 3 de enero de 1861), enJosé Promis, op. cit  , p. 123.  CRISTIÁN MONTES CAPÓ16 Al igual que otros escritores latinoamericanos de su tiempo, Alberto BlestGana tuvo como referente la escritura europea, especialmente la que ofrecía unatendencia liberal y servía a los propósitos de consolidar la nación. Las obras litera-rias del viejo continente fueron así nacionalizadas, entendiendo por ello el hacerpropio un discurso ajeno, “con la finalidad de transformarlo para que quede al servi-cio de la tradición literaria nacional” 9 . La novela que opera como referente de  Mar-tín Rivas  es  Rojo y negro  de Stendhal 10 . Sin embargo, ambas obras ofrecen grandesdiferencias, puesto que el autor chileno, más que realizar una visión critica a la ma-nera de los escritores franceses, lo que hace es acentuar el postulado moral y éticoque requería la sociedad chilena para consolidarse como nación: “de ahí que el per-sonaje Martín Rivas no sea ni pueda ser el Julien Sorel de Stendhal (...) ente deficción que ya viene de vuelta de las ilusiones de Blest Gana” 11 . Es importante tam-bién destacar los aspectos propiamente americanos que  Martín Rivas  escenifica, ta-les como el pintoresquismo y el color local. Tal disposición es representativa de unaAmérica que “consciente de su peculiaridad (...) impone a la representación de larealidad este romántico énfasis en su peculiaridad regional” 12 .LA ARTICULACIÓN DE LAS ESFERAS SOCIALES EN  MARTIN RIVAS  El análisis de  Martín Rivas  permite visualizar la interacción de diversas esfe-ras sociales por las que transita el personaje central. Dicho itinerario, además demostrar una imagen de sociedad afectada por las diferencias de clase, devela lascapacidades de Martín para superar los escollos que dificultan su asentamiento so-cial 13 . El devenir temático se define entonces en el proceso que sufre el personaje, 9  Ver Antonio Benítez Rojo, “Nacionalismo y nacionalización en la novela hispanoamericana del siglo XIX”, en  Revista de Crítica Literaria Latinoamericana ”, Año XXI, N. 38, 1993, p.189 . 10   Ver Raúl Silva Castro,  Alberto    Blest Gana, estudio biográfico y crítico . Ed.Universitaria, 1941, p. 131. 11  Hernán Loyola, “Don Guillermo y Martín Rivas: visión en paralelo”, en  La novelahispanoamericana. Descubrimiento e invención de América . Valparaíso: EdicionesUniversitarios de Valparaíso, 1973, p. 70. 12  Cedomil Goic, “Brevísima relación de la historia de la Novela Hispanoamericana”, en  La novela hispanoamericana. Descubrimiento e invención de América , op. cit  ., p. 26. 13  “Su incrustación en la capital se produce respecto de dos esferas sociales que él interconecta  y vence de manera muy peculiar”, Guillermo Araya, “El amor y la revolución en  Martín Rivas ”,en  Bulletin Hispanique , Vol. LXXVII, Janvier-Juin, 1975. Bordeaux.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x