Grupos discrminados

19 pages
0 views
of 19

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Tags
Transcript
    Los grupos discriminados La discriminación es un fenómeno que padecen en mayor medida y de manera sistemática, ciertos sectores de la sociedad que, históricamente, no encuadran con la ideología dominante. Cada uno de los grupos que abordaremos a continuación, representan una o varias características que se salen del statu quo y que los colocan en una situación de vulnerabilidad. 1. Mujeres La cultura dominante, a lo largo de la historia, ha dado a las mujeres un papel de subordinación en una visión masculina que las deja sin derechos, poder y prestigio. Se les ha conferido la responsabilidad única de la reproducción y el cuidado familiar. En la sociedad mexicana, en el espacio familiar funcionan principios tradicionales que sirven como ancla de formas autoritarias y discriminatorias. Estos valores que se aprenden dentro de la familia, se practican y reproducen fuera de ella, haciendo “normal” la dominación del hombre en contra de la mujer. Siendo esto así, las niñas y las mujeres están sometidas a una discriminación que acota y restringe sus derechos a nivel estructural, institucional y personal; siendo los dos primeros los más duros de comb atir, pues durante años han “normalizado” las situaciones de servidumbre y sometimiento que viven miles de mujeres y niñas. Por ejemplo, la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS 2010) arrojó los siguientes datos:   3 de cada 10 mujeres pide permiso o avisa para decidir por quién votar.   3 de cada 10 mujeres pide permiso o avisa para utilizar anticonceptivos.   44% de las encuestadas pide permiso para salir sola de noche. 1   1  Conapred: 2011, 72.  Es claro que las mujeres no se han limitado a ser víctimas. Han logrado resistirse y rebelarse, pero desgraciadamente las consecuencias de estas prácticas conducen a una discriminación que se manifiestan en todos los ámbitos de la vida. Se les agrede de forma física, verbal, emocional, sexual, económica. Se les siguen negando derechos económicos y laborales al recibir sueldos inferiores a los de sus pares hombres, al no tener acceso a todos los puestos de trabajo y al ser sometidas a pruebas de embarazo para su contratación. Padecen maltrato, agresiones sexuales, humillación, marginación y/o educación interrumpida. Dejar fuera a las mujeres alimenta la idea equivocada de que las diferencias de género son naturales. Refuerza la idea de que hay espacios para hombres y otros para mujeres, que ellos se dedican a la producción, al trabajo, a lo público; que ellas a la maternidad, a la procreación, a lo privado. Son las sociedades, la cultura, la historia y no los genes ni la herencia, los que fomentan las ideas que llevan a una discriminación sistemática que coloca a la mitad de la población que representan las mujeres en situación de vulnerabilidad. 2. Personas con discapacidad (PCD) Durante años, la discapacidad se ha visto a la luz de dos paradigmas o modelos que han marcado un trato discriminatorio hacia las personas con discapacidad. Hay discapacidades motrices (movimiento), sensoriales (visuales y auditivas), intelectuales (desarrollo cognoscitivo), entre otras. Cada una de ellas es muy particular y presenta diversos retos, pero todas sufren de la misma invisibilidad y falta de sensibilización de la sociedad. a) Modelo Tradicional o de Prescindencia : Bajo este paradigma y como su nombre lo indica, las PCD son concebidas como prescindibles pues no aportan nada a la sociedad; algunas sociedades conciben a la discapacidad como una forma de castigo divino y una vergüenza que hay esconder o erradicar del todo. Desafortunadamente, estas creencias siguen vigentes y hoy por hoy, podemos encontrar casos de bebés, niños y adultos que fueron abandonados por sus familiares en basureros o en instituciones psiquiátricas. Estas acciones tienen como base el prejuicio de que la PCD es incapaz de socializar, realizar actividades intelectuales o físicas, tener una familia, etc.  b)  Modelo Médico-Asistencialista : la discapacidad es vista como una enfermedad que hay que curar para que las personas se integren, en la medida de sus posibilidades, a la sociedad. Toda la responsabilidad está puesta en las PCD, ellas, a su vez, deberán realizar esfuerzos heroicos para integrarse a un mundo y una sociedad que no está dispuesta a modificar en nada su cotidianidad. Como solución a estas actitudes y modelos y tomando como base la Convención para los Derechos de las Personas con Discapacidad se intenta promover un nuevo paradigma o Modelo Social o de Derechos Humanos , el cual aborda, como punto principal, la dignidad de la persona humana y en un segundo plano, la discapacidad. Localiza el “problema” de la discapacidad fuera de la persona y lo ubica en la sociedad que no ha sido capaz de adaptarse a las necesidades de todas las personas. Así pues, es la sociedad la que requiere un proceso de rehabilitación en donde se den a conocer los derechos de las PCD y se sensibilice sobre las múltiples barreras que una PCD enfrenta en sus labores cotidianas. En este modelo está el cambio que se requiere para combatir y erradicar las prácticas discriminatorias que afectan a este colectivo. 3. Por diversidad, preferencia u orientación sexual Las personas que tienen una preferencia u orientación sexual diferente de la heterosexual sufren discriminación porque existe una creencia generalizada que defiende la heterosexualidad como sexualidad dominante.  A partir de ella, se califican todas las demás preferencias sexuales como incompletas, perversas y, en algunos casos, como patológicas, criminales e inmorales. Lo anterior provoca una respuesta de temor, que en última instancia se traduce en desprecio, odio y rechazo. La discriminación contra las personas que tienen una preferencia u orientación sexual diferente a la heterosexual se manifiesta como homofobia que es la aversión contra las orientaciones, preferencias sexuales, identidades o expresiones de género, contrarias al arquetipo de los heterosexuales lo que incluye la lesbofobia y la transfobia.   A pesar de que las personas homosexuales viven hoy de manera más visible y con un mayor goce de derechos, siguen experimentando discriminación en varios sectores como el educativo, el religioso, escolar, de salud y familiar, entre otros. La homofobia, alimentada de prejuicios que deshumanizan y degradan la dignidad de las personas lesbianas y homosexuales, conduce a la violencia, a la negación de derechos y, en muchos casos, a los crímenes de odio. Una buena parte de la sociedad sigue pensando que la homosexualidad es una mala maña que se aprende o se practica por la influencia de malas compañías y que, por tanto, puede evitarse. 2  La Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010, arrojó los siguientes datos:     8 de cada 10 personas, de más de 50 años, está en contra de que las parejas gay adopten.     4 de cada 10 personas no permitirían que en su casa viviera una persona homosexual.     1 de cada 2 personas homosexuales y bisexuales percibe como su principal problema la discriminación. 3  Los grupos de personas transgenéricas y transexuales han sido de los grupo más discriminados y marginados de la sociedad. Entre otras muchas razones, estas personas rompen con los esquemas más profundamente enraizados en nuestra sociedad: los roles de género y las creencias religiosas y/o naturalistas. Una mujer que viste y actúa como hombre y viceversa, representa una serie de transgresiones a los “modos de ser y actuar” socialmente ace ptados. Para hablar del grupo TTTI (personas transgenéricas, travestis, transexuales e intersexuales) es necesario especificar, antes, los siguientes conceptos: En la persona transgenérica las cualidades y los roles de género no coinciden con su sexo; hay una discordancia sexo- genérica, “una persona que no se identifica con su cuerpo: un macho que se percibe, que identifica, que se siente y se vive como hembra o lo contrario” 4 . Como su nombre lo indica, las personas trans , transitan y/o se ubican entre el género masculino y el femenino. 2  Ver introducción de Conapred: 2011a. 3  Idem. 4  Alcaraz, Rodolfo y Abril: 2008; 11.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x