El Proyecto Urbano

15 pages
60 views
of 15

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
El momento económico y político que vive el país a fines del siglo XX e inicios del XXI, se traduce en el plano urbanístico en una rica actividad que puede ser ejemplificada con algunos proyectos inmobiliarios y propuestas de transformación urbana de reciente formulación. No sólo identifican de modo primordial el actual momento que vive la urbanística chilena: también estos ejemplos atienden las cuestiones arquitectónicas que demanda el detalle de la escala urbana. Todas estas consideraciones iniciales nos sugieren titular esta monografía, que recoge algunas de tales propuestas, como El Proyecto Urbano. Por cierto, ninguna de ellas constituye una forma novísima de afrontar el ordenamiento. Esa no es su importancia. Por el contrario, la historia urbanística chilena está colmada de otras muchas propuestas que buscan introducir mejoras en la habitabilidad del ser humano en un suelo de difícil ocupación.
Similar Documents
Tags
Transcript
    ESCUELA DE ARQUITECTURA DE LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE CHILE DOCUMENTOS DE URBANISMO docUR 3 EL PROYECTO URBANO ¿DONDE ESTA EL URBANISMO? JONAS FIGUEROA  2001    EL PROYECTO URBANO: ¿DONDE ESTA EL URBANISMO? / JONAS FIGUEROAESCUELA DE ARQUITECTURA USACH / NOVIEMBRE 2003 / Página 1 de 15    1. A modo de PresentaciónEl momento económico y político que vive el país se traduce en el plano urbanístico,en una rica actividad que puede ser ejemplificada con algunos proyectosinmobiliarios y propuestas de transformación de reciente formulación. No sóloidentifican de modo primordial el actual momento que vive la urbanística chilena:también estos ejemplos atienden las cuestiones arquitectónicas que demanda eldetalle de la escala urbana. Todas estas consideraciones iniciales nos sugierentitular esta monografía, que recoge algunas de tales propuestas, como El ProyectoUrbano. Por cierto, ninguna de ellas constituye una forma novísima de afrontar elordenamiento. Esa no es su importancia. Por el contrario, la historia urbanísticachilena está colmada de otras muchas propuestas que buscan introducir mejoras enla habitabilidad del ser humano en un suelo de difícil ocupación. Sin embargo,inconvenientes de diverso orden impidieron la ejecución de gran parte de ellas.Junto con manifestar un desarrollo de tipo arquitectónico, los proyectos urbanosreunidos en esta publicación, también exhiben atributos que nos permitencartografiar el momento por el cual cruzamos. Son siete visiones particulares quenos señalan otros tantos espacios y materias posibles de desarrollo del quehacerdisciplinar. Para ser más precisos, son 6 los proyectos urbanos y un plan reguladorque se presenta como contrapunto de los mismos.De partida, nos interesa descubrir en ellos su virtualidad para promovertransformaciones conceptuales e instrumental es, más que entrar en análisis que,por lo general, se quedan atrapados en aspectos no siempre vinculados con lourbanístico, impidiendo que estos ejercicios críticos sugier_J.n caminos de evoluciónposible.Además, debemos señalar que estos proyectos (exceptuando el Plan Chacabuco,claro está) no se encuentran inscritos en los instrumentos tradicionales deordenamiento urbano, ni se derivan de ellos, ni menos desarrollan en detalle lasestrategias y objetivos de los planes reguladores. Ello no podría ser, aunqueestuviese entre sus objetivos. La urbanística chilena ha sido más dispositiva(determinativa) que propositiva (proyectual). Por lo cual, es inconcebible que unproyecto desarrolle en detalle lo dispuesto por un plan regulador.Teniendo presente este dato, esta monografía no tiene la intención detransformarse en un compendio exhaustivo del quehacer disciplinar. Hay muchasotras interesantes acciones urbanísticas formuladas por promotores privados ypúblicos, que por limitaciones de espacio no han podido ser recogidas aquí.Nuestros afanes últimos persiguen descubrir los espacios por donde se mueve en laactualidad el urbanismo chileno y cuáles son las espacialidades que surgen a partirde los nuevos órdenes políticos, económicos y sociales.2. ¿Dónde está el Urbanismo? ¿Dónde está la arquitectura? Más allá de la máquina (Le Corbusier, 1927) Un opúsculo publicado por Le Corbusier ( Ou en est l'architecture?, 1927) alertasobre las ideas que deberían fundamentar la arquitectura y sugiere identificar lospuntos de conflicto que permiten entender la problemática que nos propone la  EL PROYECTO URBANO: ¿DONDE ESTA EL URBANISMO? / JONAS FIGUEROAESCUELA DE ARQUITECTURA USACH / NOVIEMBRE 2003 / Página 2 de 15    realidad y a la que no son ajenos, por supuesto, la arquitectura y el urbanismo, ennuestro caso.Las primeras décadas arquitectónicas del siglo XX aún se encontraban cautivas deuna poética que tomaba de la naturaleza sus principales contenidos. Esta poética,propugnada por movimientos artísticos europeos tales como el  Art Nouveau, devenía en una arquitectura carente de hueso. La arquitectura y también el urba-nismo, requieren ejercitar permanentemente la comprensión de la organización delmundo, para así proponer nuevas soluciones que se constituyan en sus elementosestructurales.A partir de la cita inicial, cabe preguntarse: ¿dónde esta el urbanismo? Gran partede lo mejor que puede exhibir la arquitectura del siglo XX ha estado vinculado conla resolución de problemas urbanísticos. ¿No son acaso la vivienda económica y losequipamientos, por ejemplo, problemas de raíz urbanística que tienen unaresolución arquitectónica? Pero también gran parte de lo mejor que puede exhibir elurbanismo discurre por los derroteros arquitectónicos. A pesar de ello, en lapráctica, tanto arquitectura como urbanismo discurren por caminos losuficientemente distantes para no reconocerse la una en el otro. La arquitectura, enun esfuerzo más constructivista y formalista que propiamente morfológico,desconociendo hacia dónde se dirige; el urbanismo, exacerbadamentereglamentarista y desprovisto de conceptos y mecanismos que le permitanestablecer los puentes ausentes con otras disciplinas que participan en laconfiguración de la ciudad. La norma (urbanismo) se sitúa resolutivamente tan lejosde la forma (arquitectura), que cuando se juntan sólo son capaces de engendraralgo parecido a un edificio-lustrín. El resultado de este divorcio no puede ser distinto al que registran las barriadas delperímetro metropolitano. Pobres viviendas para pobres habitantes, pobresarquitecturas con pobres materiales, pobres construcciones y pobres urbanismos,son una realidad que se practica institucionalmente, para beneficio de usureros yespeculadores. Existen grandes y pequeñas empresas que se especializan en laproducción de pobres materiales de construcción; grandes y pequeñas empresasque se dedican a la construcción de pobres viviendas, erróneamente llamadas sociales . Las casas baratas y los barrios obreros construidos en el pasado, ta(1topor la iniciativa privada como por los organismos públicos, hoy nos parecenmansiones comparadas con las casas que se diluyen bajo la lluvia. ¿Para qué hablarde los equipamientos escolares y hospitalarios, de las áreas verdes, de la vialidad,etc...?Mas, la historia señala que los arquitectos urbanistas han participado de modoactivo en el desarrollo conceptual, tipológico y morfológico de la arquitectura de laprimera mitad del siglo XX. Citar los nombres de D.H. Burnham, Frank Lloyd Wright,Le Corbusier y muchos otros, es un testimonio de un hacer de convergencia. LeCorbusier funda sus razones arquitectónicas en aspectos estructurales,constructivos y urbanísticos: el sistema Domino y el plan para la VilleContemporaine. Pero también hoy en día son arquitectos urbanistas los queparticipan, entre otros, en la redacción de planes y propuestas de urbanismo.Entonces, atendiendo a la historia y la práctica profesional, ¿por qué no existe unaarquitectura urbana que mejore los resultados obtenidos por una arquitectura y un  EL PROYECTO URBANO: ¿DONDE ESTA EL URBANISMO? / JONAS FIGUEROAESCUELA DE ARQUITECTURA USACH / NOVIEMBRE 2003 / Página 3 de 15    urbanismo discurriendo de espaldas, cada uno por su lado? Los programas adesarrollar por esta arquitectura urbana no pueden ser otros que los queconstituyen desde siempre puntos de encuentro y códigos de negociación entrearquitectura y urbanismo: suelo, vivienda y equipamiento, por ejemplo. Los ámbitosde aplicación de estos programas no pueden ser diferentes a los que desarrollan laspropuestas aquí presentadas.Un urbanismo que no se desarrolla a través de la arquitectura es un urbanismo sinhueso, incapaz de descubrir los puntos de conflicto que requieren de suparticipación resolutiva. Construyendo el necesario puente temporal y disciplinar,convendría hoy preguntarse: ¿dónde está el urbanismo en Chile?, y ¿en qué está?La historia señala que grandes reformas conceptuales han partido por impulso degrandes cambios en el escenario político y social. Después de casi una década decambios políticos y de algunos años más de cambios en lo económico y social, seríainteresante conocer si el urbanismo, y más propiamente la urbanística chilena, haintentado, como señala Le Corbusier, ejercitar la comprensión de su tiempo o, por elcontrario, aún se encuentra cautiva de sus particulares arias y bucles que le impidenevolucionar.Algo de esa comprensión de su tiempo y de la variedad de su mundo manifiestanlos proyectos urbanos presentados en esta monografía. Cada uno de estos sieteejemplos resuelve a su manera materias capitales para el urbanismo.3. Artefactos Urbanos La ciudad es un ensayo de secesión que hace el hombre para vivir... (J. Ortega y Gasset. 1938) Entre los años 70 y 80, se desencadenan varias crisis de orden económico y socialque provocan importantes repercusiones sobre el desarrollo de la ciudad. Unamirada retrospectiva esbozada desde este final de siglo, identifica estos procesos decrisis como los que introdujeron modificaciones sobre los modelos y los modos deafrontar el crecimiento. Mientras el desarrollismo urbano imperante desde los añosposteriores a la segunda gran guerra europea, incidió morfológicamente sobre uncrecimiento imparable del perímetro de las ciudades, las épocas de crisis nos sumenen un neoclasicismo frenético que busca valorizar la ruina o recuperar el patrimoniocontruido de las áreas centrales, altamente vulnerables a la depresión. Aspectosque señalan que desarrollismo y recesión se manifiestan espacial mente mediante laintervención de piezas concretas del mosaico urbano: el primero, sobre losperímetros, y el segundo, sobre las áreas centrales.Durante el tránsito entre el conservacionismo y el liberalismo, surgen loablesiniciativas de política urbanística que tienen la intención de aminorar los impactosprovocados por las recesiones económicas y valorizar piezas particulares del  puzzle urbano. En tal sentido, la construcción de centros de arte, diseñados con una altaarquitectura, precedidos de los fastos de los concursos internacionales, constituyeuna iniciativa que busca revertir los impactos económicos y sociales que sedesencadenan en las ciudades a causa de los cambios que experimenta el aparato
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks