El dinero y yo..pdf

2 pages
0 views
of 2

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Tags
Transcript
   El dinero y yo.- Cuento autobiográfico.-Por:Lorena Lazo L.-Desde mi más tierna niñez me agradaba juntar cachureos. Pero no cualquier cachureo. Según los sicólogos que me veían cuando estaba chica,esa era una reacción propia de una persona con retraso mental. Pero,ahora ya se me pasó esa cuestión y mi cachureo -,es decir,lo que junto actualmente-,no son cosas sin valor ni de desecho. Sino el medio más codiciado por todos los seres humanos: El dinero. Capítulo IIMi relación con la plata es la más normal del mundo. Porque sé,sin filosofar mucho,que el massari un día se acaba. Es como la vida que,si no se sabe utilizar-,con una amistad buena o con un amor que dure hasta la muerte-,acaba hastiando al ser humano,el amante y/o el amado. Por aquélla razón,no me hubieran gustado los  pololeos largos. Me aburrirían los hombres que,por ejemplo,esgrimen su amor como una fuente de derechos. Para mí,que sólo he sabido de amistad-,y nunca de amor-,es mejor. Porque puedo volar más alto con una amistad,que con un amor. Para mi modesta apreciación,el amor y todo eso,es una cadena de plomo con pátina de oro. No me gusta-,y creo que a nadie-,llevar al cogote un dogal. En relación con el dinero,pasa lo mismo. Mientras más cerca esté del dinero,más temor voy a tener que alguien me lo saque. Para eso existe el banco. En el cual,el banquero trabaja con él,pero al momento de los quiubos, me ponen mis intereses y reajustes. Hay gente que no tiene idea de que la vejez es un fantasma que acecha siempre. Y para el cual necesita uno estar  preparado. No sólo la vejez,sino que todo lo que la acompaña. La enfermedad y la soledad. Me parece altamente patético estar comprando la compañía. Así como la salud. La vejez la hemos de pasar todos. Seamos siempre dichosos de tener una vejez sana-,es decir,con algo de sanidad y poco de enfermedad-,pues esos dones son rarísimos. lo mismo que si hemos nacido con discapacidad. No le echemos la culpa a nada ni a nadie. No nacimos así por gusto,sino que por nuestra condición. El asunto del dinero,yo lo junto,porque me lo gano. No trabajando con mis manos,sino que con mi cabeza. Al no tener mi motricidad fina muy buena que diga,desarrollé la función de la mente. Para eso me pusieron a tomar bastante Piritinol. Para hacer funcionar  bien la mente. Por esa razón,es que tengo una relación bastante fluida con el dinero. Sé cuánto y cuándo me pagan. Y si tengo que dar,doy. No soy de esas personas que lloran por un miserable pedazo de papel moneda,sino que al contrario. Para que la 1  suerte me trate bien,doy harto y sin chistar. Y la Providencia me lo devuelve con creces. En las más variadas formas. Un saludo agradable de un desconocido o alguna sonrisa. O el movimiento de la cola de mi perrita. Son cosas aquéllas que no las paga nada. Ni el más abultado cheque o una montaña de oro. El dinero sirve para poco,en realidad. Porque lo mejor de la vida es gratis. Capítulo IIIDesde el 30 de diciembre de 1987,es que deposito en una cuenta que me abrió mi mamá para que tuviera en que ocuparme. Con esa plata, es que tengo mis cosas. Con mi buena administración,además. No presto mi plata,porque lo que se va no vuelve. Si lo que quieren es dinero-,sobre todo el mío-,lo conseguirán cuando esté en una urna. O pidiéndolo prestado a un banco. Antes no,porque me sirve como un ejercicio para la mente. No me metalizo tampoco,porque no me gusta. Soy de carne y hueso,no una alcancía. Tengo un poco de ingenuidad-,rasgo de la seudo-oligofrenia que me  pusieron lso sicólogos-,pero debajo de eso,una conducta de militar para mis gastos. Dura como el pedernal para administrar mi pecunio. Si no fuera de ese modo,no tendría ni pizca de monaqueli. Tendría un rotundo 0 en mi libreta. Porque no me  pueden sacar dinero,me tratan mal. No les hago caso;hablan de pura envidia porque no me han podido sacar los morlacos. Luego,la apertura de la cuenta. En el tiempo en que la saqué,era caja auxiliar el Banco de aquí. Luego,cambió el asunto y se volvió oficina. Con una muy modesta luca que me regaló mi mamá. Ahora tengo más de cuatro millones de pesos. Con mucho cuidado,los junto y los guardo. Para un  particular,que no tiene profesión y no trabaja,está bien. Me dieron una libreta roja,que todavía la tengo. Ahí depositaba,mientras se llenaba la alcancía de monedas de cien  pesos. Hay que saber administrarse. Les cae como patada en la guata de envidia a la gente que es de mi sangre que yo tenga lo que ellos no tienen. Piensan en que uno,cuando se muera,les va a legar el dinero que tanto le ha costado juntar. No tengo  porqué preocuparme de eso,porque todavía tengo mucho que vivir. Ha dado para muchos relatos y novelas ese asunto. Y películas. Muchas películas. La ambición humana es muy dolorosa. ¿Por qué? La codicia del ser humano,que cree que el otro no se sabe manejar con el dinero. Y siendo que,el que se ofrece a llevar la cartera de otro,o es para controlarle su pecunio o,lisa y llanamente.robarle. F I N Paine,Febrero de 2012. 2
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x