Dialnet-LaEvaluacionReferidaAlCriterioYLaTomaDeDecisionesE-5056992.pdf

16 pages
0 views
of 16

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Tags
Transcript
  EDUCACION. Vol. V · No 9. Marzo 1996 LA EV ALUACION REFERIDA AL CRITERIO Y LA TOMA DE DECISIONES EN UN CENTRO EDUCATIVO Luis ngel Blanco F. Un proyecto educativo en su diseño tiene una fase de planifi-cación de ejecución y una tercera de control. Todo centro educativo mediante un proyecto educativo propio y específico el cual identi- fica y justifica a la institución debe dar respuesta a la sociedad que sirve. Un proyecto que se pregunte entre muchas cuestiones: ¿a qué se debe que nuestros alumnos triunfen o fracasen? ¿qué influencia tiene la organización del centro? ¿y la profesionalidad de los pro-fesores? ¿y el clima institucional? etc ... Los centros son organizaciones con unas características espe-ciales todavía no sometidas a una investigación profunda. La particularidad y la ambigüedad de sus fines la configuración de sus plantillas la intervención de elementos externos el carácter obli- gatorio de algunas etapas la fuerte carga de valores que en ellas deben plantearse la condición de instituciones encadenadas a un sistema educativo y a una sociedad nos plantea la necesidad de su evaluación como requisito de calidad. Universidad de Lérida España. Departamento de Pedagogía y Psicología. S  Evaluar un centro plantea la finalidad de comprender y valorar sus prácticas sus relaciones y su discurso pedagógico; facilitar la toma de decisiones y también formular teorías sobre al educación, formación o instrucción que éste de acuerdo con su identidad ofrece a la sociedad Blanco, 1993). Son escasas las instituciones sicioeducativas que se someten a una evaluación sistemática y rigurosa. Esta a menudo se reduce a comprobar si los alumnos han aprendido lo que se ha pretendido enseñar sin haberse determi- nado previamente con mucha claridad lo que se quería conseguir, ya sea a nivel de aula de etapa o de centro. En toda evaluación hay siempre un trasfondo ideológico, que se hace explícito en el Proyecto Educativo del Centro y en el concepto de calidad de enseñanza que en el centro se ofrece. Esta se mide en función de su capacidad para satisfacer las finalidades generales y los objetivos concretos que la comunidad social atribuye a la misma enseñanza. Como criterios de calidad podemos señalar: l Favorecer el máximo desarrollo de la persona y su acceso al patrimonio cultural de su pueblo. 2. Adaptarse a las peculiaridades e interés de los alumnos. 3. Reconocer las necesidades de una sociedad compleja. 4. Compensar las desigualdades sociales, favoreciendo el desarro- llo al máximo de las capacidades de cada uno. 5. Preparar de la forma más adecuada para la inserción en la vida activa. Entre los muchos indicadores de calidad de la enseñanza pro-ponemos: l El grado de satisfacción de las personas que participan en el proceso educativo. 2. El ajuste a las capacidades de los alumnos y a las demandas de calificación del entorno productivo. 3. El grado de participación y de consenso en la elaboración de los proyectos educativos. 6  Con referencia a los factores que contribuyen a la calidad de la enseñanza tenemos: l Contenidos curriculares adaptados a los niveles evolutivos y a los objetivos perseguidos. 2. Tipo de relación de la escuela con el entorno. 3. Coordinación de los diversos servicios materiales y personales que puede necesitar la escuela en un momento determinado. ¿NECESITAMOS LA EVALUACION? La evaluación supone una reflexión crítica y valorativa sobre los componentes y los intercambios que intervienen en el proceso didáctico con el fin de determinar cuáles están siendo o han sido los resultados del mismo y poder así tomar las decisiones más adecuadas para la consecución de los objetivos educativos. Con la evaluación conocemos el estado cognoscitivo y actitudinal de los alumnos. Como diagnóstico nos permite apreciar ideas pre-vias actitudes y expectativas. Como selección clasifica a los alum-nos en función de algún criterio. Como comunicación el alumno eleva o rebaja su autoconcepto en función de los resultados evalua- dos. Como formación ésta actúa en el proceso modificándolo sobre la marcha para optimizarlo. La evaluación permite retroalimentar la práctica ya que obser- va las características de los alumnos constata sus ritmos de apren- dizaje analiza la configuración de las relaciones que se producen en el aula y los problemas en la adquisición de los conocimientos así como el nivel de actitudes habilidades y destrezas que el alum- no manifiesta. Pero todo ello no se produce al margen de otros factores que merecen ser destacados por su incidencia en el proceso evaluador. Tres son los aspectos a considerar: elementos del pro-ceso qué se evalúa y a quién se evalúa. Podemos pues hablar de una evaluación procesual que no sólo se preocupa por los resultados; holística que no se limita a aspectos parciales; contextualizada que toma como referencia un contexto 7  y un proceso concreto, no formulada en vacío o falsamente aséptica; democrática, en la que todos tienen voz y voto; cualitativa, que no se apoya solo en mediciones y que por tanto, es profundamente rigurosa. ELEMENTOS DEL QUE SE A QUIEN SE PROCESO EVALUA EVALUA Son los cambios aprendizaje) Objetivos en función de metas explícitas (objetivos educativos) ALUMNOS que alguien debe alcanzar alumnos) contenidos por medio de unos contenidos a través de determinadas acciones Actividades actividades) que alguien organiza (profesor) Actividades PROFESOR Actuando de una determinada manera Metodología (metodología) utilizando los estímulos adecuados Recursos recursos) y revisando la validez y la Calidad fiabilidad de su actuación CENTRO metaevaluación) Rodríguez, J A (1992: 9 M.A. Santos (1993) destaca la importancia de dar a la realidad una atención especial y manejar la observación para contemplarla directamente en su propio escenario natural sin que esté sometida a instrumentos técnicos descontextualizados. Hay que interrogar a la propia realidad que se evalúa dialogando con los alumnos para descubrir su mundo, para fijarse en los aspectos verbales y en los para-verbales mirar al que habla, su sonrisa, su gesto, ... ) y no tener miedo a los silencios. Hay que constatar cómo se dirigen los alumnos al profesor y a los compañeros, con qué facilidad o dificul- tad responden, qué tono utilizan para expresarse, qué tipo de in-clusión realizan al decir nosotros , etc. X
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x