carl-gustav-jung.pdf

36 pages
0 views
of 36

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Similar Documents
Tags
Transcript
  Carl Gustav Jung Carl Gustav Jung  (AFI: ˈkarl ˈgʊstaf ˈjʊŋ) (Kesswil, cantóndeTurgovia,Suiza;26dejuliode1875-Küsnacht, cantón de Zúrich, id.; 6 de junio de 1961) fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo, figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis; posteriormente, fundadordelaescueladepsicologíaanalítica,tambiénllamadapsi-cología de los complejos y psicología profunda.Se lo relaciona a menudo con Sigmund Freud, de quienfuera colaborador en sus comienzos. Jung fue un pionerode la psicología profunda y uno de los estudiosos de es-ta disciplina más ampliamente leídos en el siglo XX. Suabordaje teórico y clínico enfatizó la conexión funcionalentre la estructura de la psique y la de sus productos, esdecir, sus manifestaciones culturales. Esto le impulsó aincorporar en su metodología nociones procedentes de laantropología, la alquimia, la interpretación de los sueños, el arte, la mitología, la religión y la filosofía. Jung no fue el primero en dedicarse al estudio de la ac-tividad onírica. No obstante, sus contribuciones al análi-sis de los sueños fueron extensivas y altamente influyen-tes. Escribió una prolífica obra. Aunque durante la ma-yor parte de su vida centró su trabajo en la formulaciónde teorías psicológicas y en la práctica clínica, tambiénincursionó en otros campos de las humanidades, desdeel estudio comparativo de las religiones, la filosofía y la sociología hasta la crítica del arte y la literatura. 1 Biografía 1.1 Infancia Residencia de Jung en Basilea-Kleinhüningen y placaconmemorativa en la puerta de entrada: «Carl GustavJung. 1875-1961. El fundador de la psicología analíticavivió en esta casa desde 1879 hasta 1896».Carl Gustav Jung nació en 1875, en Kesswil (Suiza), un Imagen de Jung en su infancia. pueblecito junto al lago Constanza en el cantón suizo de Thurgau. Seis meses después de su nacimiento, la familiase trasladó a Laufen (junto al Rin), arribando finalmente en Kleinhüningen, junto a Basilea, en 1879.Formará parte del seno de una familia de ascendenciaalemana y de tradición religiosa. Su padre era pastorluterano dentro la Iglesia Reformada Suiza, y sus padrespertenecieron a dos importantes familias de la Basilea del1  2  1 BIOGRAFÍA siglo XIX. [3] El abuelo paterno de Jung, Carl Gustav Jung (1794-1864), médico exiliado de Heidelberg, organizó la facul- tad de medicina de la Universidad de Basilea, donde en-señó anatomía y medicina interna, y la ampliación de su hospital general. Todo esto gracias a su relación de amis-tad con A. von Humboldt. Sería también el rector de di-cha universidad, conocido dramaturgo y Gran Maestre de los francmasones suizos. También dirigió una instituciónpsicológica para niños con déficits psíquicos.El abuelo materno, Samuel Preiswerk (1799-1871) fue arcipreste de la iglesia de Basilea, filólogo autor de una gramática hebrea, y precursor y promotor del sionismo.El Romanticismo estaba continuamente presente en elhogar, con aparición de espectros y demás fenómenosparapsicológicos.ElpadredeJung,PaulAchilles(1842-1896)abandonósu carreradefilólogoenlenguassemíticasparaejercercomoclérigo en una iglesia reformada suiza. Ampliaría su laborenlaclínicapsiquiátricaFriedmattdeBasileadesde1888.Fallecería meses después de que Jung iniciara su carrerade medicina en la Universidad de Basilea.Su madre Emilie Preiswerk (1848-1923) se caracterizó portenerunapersonalidadmarcadamentedisociativaquedeterminó enormemente el rasgo intuitivo de Jung.Un primer hermano de Jung, Paul, nacido en 1873, falle-cería al poco tiempo. En 1884, y con nueve años de di-ferencia, nacerá su única hermana, Johanna Gertrud, quemoriría en 1935.De niño fue introvertido y muy solitario. Aunque la rela-ción con sus progenitores era muy próxima y afectuosa,desde temprano sentiría cierta decepción por la maneraen que su padre abordó el tema de la fe, a la que conside-raba tristemente precaria.La «religión teológica» no podía servir-me para nada, pues no correspondía a miexperiencia de Dios. Sin esperanza de saber,exigía creer. Esto lo había intentado mi padrecon grandes dificultades y había fracasado enello. Mal podía mi padre defenderse contra elridículo materialismo del psiquiatra. ¡Esto eratambién algo que debía creerse exactamentecomo la teología! Yo estaba más seguro quenunca que a ambas les faltaba tanto la críticadel conocimiento como la experiencia.Carl Gustav Jung.  Recuerdos, sueños, pensa-mientos. [4] Jung no era, sin embargo, hostil a la religión, sino que porelcontrariodeclararíaqueelserhumanoesreligioso“pornaturaleza” [5] y en su trayectoria resaltaría el valor de laexperiencia religiosa para el entendimiento de la mentehumana, rescatando simbolismos de la tradición cristianay reinterpretándolos desde su perspectiva psicológica. [6] Por esto mismo, la religiosidad fue uno de los objetosprincipales de su estudio, [7] y más tarde mostraría interéspor el misticismo. 1.2 Periodo escolar y universitario Durante su adolescencia y juventud fue un lector entu-siasta, especialmente cautivado por la obra literaria deGoethe. También era profundo su interés por los ensa-yos de filósofos como von Hartmann y Nietzsche. En su autobiografía, describe el acercamiento a la obra de esteúltimo  Así habló Zaratustra  como una experiencia con-mocionante, sólo comparable a la inspirada por el  Fausto de Goethe. Antigua Universidad de Basilea. Jung anhelaba estudiar arqueología en la universidad, pe-ro su familia carecía de recursos para enviarlo más le-jos de Basilea, donde no dictaban esa carrera, por loque (contra los deseos de su entorno) decidió estudiarmedicinaenlaUniversidaddeBasilea,entre1894y1900, y pudo ingresar en una asociación estudiantil, la Zofingia,a la que ya había pertenecido. El estudiante, antes intro-vertido, se volvió mucho más vívido en el nuevo contex-to académico. En 1898 comenzó a reconciliarse con sufutura profesión de médico con la convicción de que de-bía especializarse. Disponía de dos opciones: cirugía omedicina interna.Me inclinaba por lo primero a causa demi especial formación en anatomía y por mipredilección en anatomía patológica, y lo másprobable era que hubiese optado por ella sihubiera dispuesto de los necesarios medioseconómicos.Carl Gustav Jung.  Recuerdos, sueños, pensa-mientos. [8] Se conformaría finalmente con la modesta posibilidad detrabajar como asistente en un hospital local con la finali-dad de evitar contraer deudas para poder estudiar.  1.3 Actividad en el campo de la psiquiatría  3Durante las vacaciones de verano, acontecieron dos su-cesos los cuales irían conformando el destino y evoluciónprofesional de Jung. La ruptura por la mitad de una me-sa redonda de nogal, con setenta años de antigüedad, enpresencia de su madre, hermana y criada, y catorce díasdespués, un aparador, mueble srcinario del siglo XIX.En su interior se hallaba la cesta del pan, rectangular, dis-puesta de tal modo que en una esquina se encontraba elmango del cuchillo y en las otras tres, los tres trozos enque había quedado dividido el utensilio. Descartándosecausalidades al uso, supieron de ciertos familiares inmer-sos en prácticas espiritistas, y de una médium de poco más de quince años, los cuales decían querer ponerse encontacto con él.Todo ello atrajo el interés de Jung, generando a lo lar-go de dos años la elaboración de su propia tesis doctoral Acerca de la psicología y patología de los llamados fenó-menos ocultos  ( Zur Psychologie und Pathologie sogenann-ter okkulter Phänomene ), realizada con el profesor EugenBleuler en la facultad de medicina de la Universidad deZúrich en 1902. [9] Aun cuando se aludía a una tal «se-ñorita S. W.» en realidad se trataba de su prima HélènePreiswerk. [10] Clínica Burghölzli . En la clínica, Friedrich von Müller sustituyó al viejo Im-mermann, se propuso a Jung el cargo de ayudante enMúnich, hacia el final de sus estudios. Todo parecía incli-narse hacia la práctica de la medicina interna, si no fueraporque la mano del destino unida a la curiosidad le hicie-ron ojear el  Manual de psiquiatría  del psiquiatra alemánRichard von Krafft-Ebing. [11] Me hallaba en la más viva excitación, puesfue para mí como una fulminante revelaciónde que no había para mí otra meta más quela psiquiatría. Sólo aquí las dos corrientesde mi interés podían confluir y encontrar sucauce por medio de un declive común. Aquí sehallaba el campo común de las experiencias delos hechos biológicos y espirituales, que portodas partes yo había buscado sin encontrarlo.He aquí, por fin, el lugar en que el cruce entremi naturaleza y espíritu era ya un hecho.Carl Gustav Jung.  Recuerdos, sueños, pensa-mientos. [12] El 10 de diciembre de 1900 ocuparía su puesto de ayu-dante en la clínica psiquiátrica de Burghölzli durantetres años, dejando atrás Basilea y marchando gustoso aZúrich. Como comentará, «durante medio año me ence-rré para habituarme a la vida y al espíritu de un mani-comio y me leí los cincuenta volúmenes de la  Revista ge-neral de Psiquiatría  desde sus orígenes, para conocer lamentalidad psiquiátrica». «En tales condiciones comen-zó mi carrera de psiquiatra, mi experimento subjetivo delcual nació mi vida objetiva». [13] 1.3 Actividad en el campo de la psiquiatría Eugen Bleuler . Ante la pregunta «¿qué sucede en la enfermedad men-tal?», Jung se encontrará por entonces, dado el estado deavance de la disciplina a inicios del siglo XX, con una la-bordeabstraccióndelapersonalidadenfermayunreduc-cionismodirigidoadiagnósticos,descripcióndesíntomas y estadísticas.La psicología del enfermo mental y su correspondienteindividualidad implícita eran inexistentes.De ahí que el posterior encuentro con Sigmund Freud leayudase a revertir dicha tendencia, sobre todo a través dela psicología de la histeria y del sueño. Freud insertaba  4  1 BIOGRAFÍA en la psiquiatría cuestiones de la psicología, aún siendo realmente neurólogo. El síntoma para Freud era algo di- ferente que para la psiquiatría tradicional.Seráenestecontextodondecomienceaelaboraryaplicarsu famosa prueba de asociación o experimento de asocia-ción de palabras que lleva su nombre, [14] recordando conello el caso de una joven melancólica e infanticida, diag-nosticada de esquizofrenia o  dementia praecox   grave. Elresultado obtenido catorce días después fue el alta hospi-talaria y que nunca más fuera internada.RecapitulaJungdiciendoquelaverdaderaterapéuticaco-mienzaconlainvestigacióndela«historiapersonalsecre-ta» de la persona aquejada por su enfermedad; su averi-guación debe remitir al profesional hacia lo consciente,pero también, y sobre todo, a lo inconsciente, con lo queel ensayo de asociación, la interpretación de los sueños yel contacto humano con el paciente son de vital impor-tancia. Todo diagnóstico debe ir acompañado por tantode dicha historia personal antes de recabar en la corres-pondiente solución psicoterapéutica.En 1905 se doctoró en psiquiatría, pasando simultánea-mente a ser médico jefe de la clínica psiquiátrica de laUniversidad de Zurich durante cuatro años, hasta su re-nuncia en 1909, debido al exceso de trabajo. Conserva-ría sin embargo su cargo de profesor auxiliar hasta 1913.Por entonces focalizaba su interés en psicopatología,psicoanálisis y la psicología de los pueblos primitivos.Se interesó a su vez en la hipnosis, así como en las figurasde Pierre Janet y Théodore Flournoy. El caso de la dama de cincuenta y ocho años en aparien-cia curada milagrosamente de su parálisis dolorosa en lapierna izquierda y en su espalda convenció a Jung de lainoperancia real de la hipnosis al descubrir que ésta po-día explicarse en su mayor medida por la teoría de latransferencia. Y es que la madre proyectaba en la figura del psicoterapeuta el «ideal» de un hijo aquejado psíqui-camente y que además se ubicaba en la propia clínica. Galvanómetro utilizado por Jung en Burghölzli  junto a sus pro-  pios esbozos (1904-1905). El hecho de obrar a ciegas, y su consecuente incertidum-bre, además de incluir una postura «directiva» indesea-da, hizo que Jung, al igual que hiciera Freud, descartasela hipnosis como método terapéutico y se dirigiese haciala interpretación de los sueños y de otras manifestacionesde lo inconsciente.De1904a1905fundaráenlaclínicapsiquiátricaunlabo- ratorio de psicopatología experimental, de donde surgi-rán tanto la prueba de asociación como los experimentos psicogalvánicos, para ser posteriormente invitado, en1909, por la Universidad de Clark a exponer sus traba-jos. También Freud sería invitado de modo independien-te, recibiendo ambos el grado de  Doctor honoris causa .Por entonces se iniciarían sus sospechas respecto del ori-gen «psíquico» de la esquizofrenia. Diversos casos, sobretodo el de Babett S., le llevarían incluso a comprenderpor vez primera el lenguaje de las personas aquejadas de dementia praecox  .Me di cuenta más de una vez que entales pacientes se oculta en el trasfondo una«persona» que debe definirse como normal yque en cierta medida es testigo. (...) En los en-fermos mentales sólo es visible exteriormentela trágica destrucción y sólo excepcionalmentela vida de aquel aspecto del alma que se nosoculta.Carl Gustav Jung.  Recuerdos, sueños, pensa-mientos. [15] 1.3.1 Sobre el método Enfatizará Jung la imposibilidad en dar una respuesta ter-minante acerca del método analítico o psicoterapéuticoideal. La terapéutica en cada caso es distinta y la cura-ción debe surgir del propio paciente de manera natural.La psicoterapia y los análisis son tandistintos como los mismos individuos. Yotrato a cada paciente lo más individualmenteposible, pues la solución del problema essiempre personal. Las reglas válidas en generalsólo se pueden formular  cum grano salis . Unaverdad psicológica es solamente válida cuandose puede cambiar. Una solución que a mí nose me ocurra puede ser para otro precisamentela correcta. Naturalmente un médico debeconocer los denominados «métodos». Perodebe evitar el anquilosarse en lo rutinario.Las premisas teóricas sólo deben aplicarsecon mucho cuidado. Hoy quizás son válidas,mañana pueden serlo otras. En mis análisisno juegan ningún papel. Intencionadamenteno soy sistemático. Frente al individuo no haypara mí más que la comprensión individual.Para cada paciente se requiere un lenguajedistinto.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks