Ayahuasca Su Papel Facilitador

13 pages
2 views
of 13

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Un texto de facil comprencion del uso medicinal holistico para todo ser humano
Similar Documents
Tags
Transcript
  Ayahuasca Y Su Papel De Facilitador En Psicoterapia 1   D R .   J ACQUES M ABIT    Médico, Presidente fundador del Centro T   AKIWASI    1.   RESEÑA DE TAKIWASI El Centro Takiwasi existe legalmente desde el año 1992 y su finalidad principal es la rehabilitación de  pacientes toxicómanos y la investigación de las medicinas tradicionales. Está ubicado en la ciudad de Tarapoto, en la Alta-Amazonía peruana. Funciona como ONG inscrita en registros públicos, con autorización de la Dirección Regional de Salud a la cual remite informes bimensuales. Takiwasi ha atendido aproximadamente 700 pacientes adictos bajo modalidad residencial (por 9 meses) en 18 años. Se dedica también a la atención de pacientes ambulatorios de la zona, sea por  problemas de adicción y alcoholismo, sea por problemas de tipo psicológico. Recibe en seminarios terapéuticos de 2 semanas a extranjeros (mayormente francófonos) que solicitan efectuar un proceso de sanación para problemas personales de todo tipo (relacionales, afectivos, existenciales): desde 1995 hemos realizado unos 70 seminarios con un promedio de 15 participantes. Desde hace 24 años hemos participado a más de 2000 sesiones de ayahuasca y dirigido aproximadamente unas 1500, lo que representa la observación presencial de más de 20.000 tomas individuales. El Centro está dotado de una infraestructura completa en un terreno de 2,5 has en las afueras de la ciudad de Tarapoto, San Martín, Perú. Dispone de un laboratorio de elaboración de productos naturales a partir de plantas medicinales amazónicas, dirigido por un doctor en biología y un ingeniero agro-forestal. Unas 40 personas laboran en el Centro. El equipo terapéutico está compuesto de 2 médicos, 6 psicólogos, un técnico de enfermería, un consejero en drogodependencia. El Centro Takiwasi, a parte de la atención a pacientes, asume varias funciones como: -   Investigación psico-clínica y etno-botánica -   Difusión de sus trabajos y de temas afines mediante publicaciones, elaboración de material audio-visual, participación a congresos, etc. -   Acogida de estudiantes, practicantes e investigadores, con un total de unas 20 tesis de maestría o doctorado publicadas -   Trabajo de prevención del consumo de drogas en la ciudad de Tarapoto -   Mantenimiento de una reserva forestal y de la biodiversidad amazónica Por sus actividades y resultados Takiwasi ha sido merecedor de varios reconocimientos nacionales (Ministerio de Salud, Ministerio de Agricultura, Ministerio del Interior, Municipalidad de Tarapoto, Organismo de Lucha contra las Drogas-Devida, Colegio de Psicólogos) e internacionales (Premios Markie-Award-EEUU, Expo 2000 Hanover-Alemania, Fundación Ashoka-EEUU, Premio Monsonyi sobre Espiritualidad Indígena-Venezuela). 1  Versión escrita de la presentación pericial expuesta oralmente en el tribunal de Santiago de Chile, Caso Mato Wasi, 2012 www.takiwasi.com Centro de Rehabilitación de Toxicómanos y de Investigación de las Medicinas Tradicionales Prolongación Alerta Nº 466. Teléfono +(51-42) 52 2818 – Telefax +(51-42) 52 5479 Tarapoto – Perú 1    2.   ARTICULACIÓN DE LA MEDICINA TRADICIONAL Y OCCIDENTAL La liana Ayahuasca (Banisteriopsis caapi) está siendo utilizada en una pócima en la cual se añaden otras plantas de complemento que contienen DMT (dimetiltriptamina). Esta mezcla ha sido de uso ancestral desde hace varios miles de años en la Amazonía según evidencias arqueológicas. La finalidad de consumo en los pueblos amazónicos apuntaba a resolver problemas sociales, de salud y  permitir una exploración del mundo invisible. Redescubierta por los occidentales en 1857 mediante el botánico británico Richard Spruce, fue utilizada con resultados asombrosos por médicos alemanes al inicio del siglo XX en problemas nerviosos. Sin embargo sus efectos visionarios desconocidos por la medicina occidental llevaron a la suspensión de su uso y a una calificación inadecuada de sustancia “alucinógena”. Con la exploración de nuevos estados de consciencia a inicios de los sesenta, se reactivó el interés hacia esa planta y sus  principios activos, en especial con los trabajos del psicólogo chileno Claudio Naranjo. En 1969, la interdicción del uso terapéutico del LSD, otro “alucinógeno”, bloqueó la investigación científica sobre la potencialidad curativa extraordinaria de esas sustancias visionarias. Es a partir de los años 80 que la búsqueda de nuevas formas de terapia para la patología mental reabrirá el interés por la Ayahuasca y otras plantas psicoactivas consideradas sagradas en sus propias culturas ancestrales (peyote en México, iboga en Gabón, kava-kava en Vanuatu, etc.). Paralelamente se cuestiona el hecho de que la epidemia de adicción en Occidente proceda precisamente de las plantas  psicoactivas tradicionales cuyo uso ha sido tergiversado por la modernidad como es el caso de la hoja de coca que deviene en cocaína, el tabaco tomado en jugo que se transforma en el veneno fumado, el cannabis iniciático de la India que se transforma la primera sustancia adictiva de Occidente. Mientras los pueblos ancestrales no conocían la adicción, surge en Occidente este terrible mal social colectivo derivado del mal uso de las mismas plantas que permitieron a esos pueblos construir su cultura, su medicina, su espiritualidad. Frente a esta interrogante, aparece que no son esas plantas que son tóxicas per se, sino su uso inadecuado, incorrecto. Dicho de otra manera, la medicina occidental se encuentra desprovista de herramientas adecuadas para abordar los fenómenos de modificación de la consciencia donde los maestros indígenas demuestran pericia y gran habilidad en el manejo. Ello lleva varios investigadores a acercarse a esas prácticas ancestrales para ver la manera de articular esos conocimientos indígenas no sistematizados con el abordaje psicoterapéutico occidental. 3.   EL USO DE AYAHUASCA EN SALUD MENTAL Y EN EL TRATAMIENTO DE ADICCIONES. La ayahuasca es de uso milenario y ninguna descripción antropológica o histórica refiere un uso adictivo de ésta en los pueblos tradicionales. Más aún con la aparición de las dependencias modernas al alcohol y otras sustancias, los médicos tradicionales amazónicos recurrieron a la ayahuasca para tratar casos de dependencia en sus propias comunidades. Inclusive muchos curanderos asumieron esta tarea terapéutica luego de seguir ellos mismos un proceso curativo para tratar su alcoholismo. En los años 70 se desarrollan en Brasil comunidades religiosas (Santo Daime, Barquinha, Unión do Vegetal) que centran su ceremonial alrededor del consumo colectivo de ayahuasca dentro un ritual neo-cristiano. Esas iglesias crecieron rápidamente y en la actualidad cuentan con decenas de miles de miembros, inclusive con filiales en Europa, EEUU, Japón. Se observa que los adeptos a esos grupos, mediante el consumo regular de ayahuasca, van resolviendo problemas de salud mental y especialmente de adicciones. En 1996, un grupo de científicos norte-americanos y finlandeses www.takiwasi.com Centro de Rehabilitación de Toxicómanos y de Investigación de las Medicinas Tradicionales Prolongación Alerta Nº 466. Teléfono +(51-42) 52 2818 – Telefax +(51-42) 52 5479 Tarapoto – Perú 2    realizan el primer y único estudio científico de gran dimensión sobre los resultados de la ingesta de ayahuasca a largo plazo (más de 10 años) con un grupo de control. El Proyecto Hoasca, como se denomina, demuestra que el uso crónico de ayahuasca en esas condiciones no altera la salud física ni mental de los consumidores asiduos, más bien se observa una mejora significativa de todos los  parámetros de salud física y psicológica en comparación con el grupo de control. Numerosos miembros de esas comunidades se curaron de su dependencia a drogas y alcohol. El Centro Takiwasi se crea en 1992 sobre la observación del uso de ayahuasca por maestros curanderos indígenas y mestizos para tratar adicciones. Se apunta hacia la elaboración de un protocolo más sistematizado en un contexto de internación de pacientes, asociando el uso de ayahuasca y otras técnicas de las medicinas tradicionales con los recursos de la psicoterapia moderna y un seguimiento  bio-médico convencional. No se recurre a medicación farmacológica. Luego de 7 años de funcionamiento se realiza una primera evaluación de resultados con pacientes que tienen por lo menos 2 años de salida del Centro. El estudio señala que 54% de los pacientes sacan provecho del tratamiento con curación definitiva o mejora significativa de su estado físico, mental y conductual. Esta cifra asciende a 68% cuando se consideran sólo los pacientes que completan el ciclo completo de tratamiento. Es necesario resaltar aquí que la ayahuasca no constituye una sustitución al uso de drogas, ya que como todas las sustancias visionarias (alucinógenas) no crea ninguna dependencia. Por ello no es sorprendente que los pacientes ya no consumen ayahuasca una vez fuera del Centro. Los efectos de la ayahuasca son básicamente purgativos para desintoxicar al paciente y luego permiten la auto-exploración del sujeto para un mejor entendimiento de la problemática que lo llevó al consumo abusivo. Es esta función de auto-conocimiento que juega un papel esencial para que el paciente vaya curando la raíz de su sufrimiento y no quedar en simple desintoxicación que conduce muchas veces a las recaídas. En este sentido la ayahuasca constituye un extraordinario medio de facilitación en  psicoterapia. El Centro Takiwasi está elaborando un protocolo estándar ad hoc para la evaluación más fina de los resultados del tratamiento de adicciones con la ayahuasca. Ello supone una larga preparación en vista de la complejidad del tema, la multiplicidad de factores que intervienen en las dependencias (farmacológicos, sociales, psicológicos, etc.) y el hecho que casi todos los pacientes son poli-adictos. Para ello el Centro ha favorecido la acogida de investigadores y estudiantes en trabajo de maestría o tesis de diferentes disciplinas y que hasta ahora han publicado más de veinte estudios. Además, la experiencia del Centro Takiwasi permite afirmar que el protocolo estándar que se usa se adecua a sujetos de todas edades, culturas, nivel social e intelectual y tipo de consumo. Esta  plasticidad del uso de ayahuasca es muy valiosa para abordar la complejidad del fenómeno de las adicciones. Esta orientación encuentra actualmente un eco favorable creciente en la comunidad académica donde se replantea claramente el uso beneficioso de los alucinógenos en salud mental , inclusive en la comunidad psiquiátrica internacional. Es de notar que los recientes estudios del Dr. Jordi Riba en Barcelona confirman que las zonas cerebrales activadas durante las tomas de ayahuasca coinciden con la descripción clínica y fenomenológica de sus efectos por los terapeutas y curanderos. www.takiwasi.com Centro de Rehabilitación de Toxicómanos y de Investigación de las Medicinas Tradicionales Prolongación Alerta Nº 466. Teléfono +(51-42) 52 2818 – Telefax +(51-42) 52 5479 Tarapoto – Perú 3    4.   RECONOCIMIENTO DE LAS PRACTICAS CHAMANICAS COMO MEDIO VALIDO DE CURACION. Las limitaciones de la medicina hegemónica occidental en ciertos campos de la patología han conducido a pacientes y terapeutas a buscar soluciones en otras formas de medicina. Es notoria la casi ausencia de recursos terapéuticos para los problemas de inmuno-deficiencia, cáncer, o problemas de salud mental como las adicciones. De otra parte existen numerosos efectos adversos de ciertos  procedimientos terapéuticos modernos con una iatrogenia (efectos secundarios de los tratamientos) muy elevada. En el campo de la salud mental, numerosos psicotrópicos son adictivos y generan efectos adversos muy penosos para los pacientes (embotamiento, somnolencia, fatiga, impotencia, etc., y hasta a veces ideas suicidarías o impulsos agresivos). Sin embargo se observa que la gran mayoría de la población mundial accede primeramente a las medicinas tradicionales y en ciertos países llega a ser la única forma de curación para 75% de la  población como en Etiopía. Las medicinas tradicionales son también la primera fuente de conocimiento de recursos vegetales que son al srcen de 70% de los medicamentos modernos actuales. Así ha sido el caso de la liana ayahuasca que fue patentada por el norte-americano Loren Miller para la  producción eventual de medicamentos para el sistema nervioso, acto de piratería que en sí constituye un reconocimiento indirecto al valor terapéutico potencial de esa planta. El reconocimiento del interés de las medicinas tradicionales va creciendo paulatinamente, a pesar de la inadecuación de los modelos convencionales de evaluación de su eficacia e inocuidad por una parte y de otra de la presión de los intereses de la fármaco-industria. Así se nota un aumento notable de la instalación de departamentos de medicinas tradicionales en las estructuras de los Ministerios de Salud en especial en los países del Sur. Ciertos países, como China, han oficializado claramente las medicinas tradicionales y/o naturales como una alternativa válida al modelo bio-médico convencional y hegemónico. Por ejemplo la India reconoce 6 sistemas médicos oficialmente a la par del sistema bio-médico. En el Perú el CENSI (Centro Nacional de Salud Intercultural) ha prolongado la creación en los 90 del INMETRA (Instituto Nacional de Medicinas Tradicionales) y ha organizado varios congresos conjuntamente con el Colegio Médico del Perú e Instituciones académicas, mientras se va elaborando una Ley de las Medicinas Tradicionales. La interculturalidad en salud emerge con fuerza en el último decenio como una necesidad vital. Se van estableciendo registros de reconocimiento oficial de los tradi-practicantes (curanderos, hueseros, parteras, chamanes…). La evaluación de los sistemas médicos no convencionales requiere de un abordaje científico con modelos y protocolos adaptados que obligan a revisiones epistemológicas. A pesar de las dificultades económicas para ello, se van tendiendo puentes entre paradigmas mediante disciplinas como la psico-neuro-inmunología o la epidemiología y en general las neurociencias y la biología molecular. Es de notar así que los recientes estudios científicos sobre la ayahuasca confortan paulatinamente lo afirmado por la sabiduría ancestral. Así por ejemplo, la similitud (y a veces identidad) de las sustancias psicoactivas de las plantas sagradas de las tradiciones con los neuro-transmisores (o mediadores) señala la estrecha relación del ser humano con el reino vegetal. A tal punto que algunos autores (Ott, Callaway) consideran que existe una suerte de “endo-ayahuasca”, o sea ayahuasca natural interna, secretada en el cuerpo humano, en especial en momentos de fuerte estrés (cercanía a la muerte, emoción poderosa…). Según esa perspectiva, la ingesta de ayahuasca no hace más que reproducir o estimular un mecanismo natural habitualmente poco solicitado en el ser humano y no representa la introducción en el cuerpo humano de sustancias totalmente ajenas a éste. La evolución de la legislación sobre esos temas está muy atrasada en relación a los conocimientos científicos, lo que conduce a impases a todo nivel. Por ejemplo, en 1971, la Convención Sobre Estupefacientes asume la prohibición del uso de extractos de DMT en su lista de sustancias prohibidas, www.takiwasi.com Centro de Rehabilitación de Toxicómanos y de Investigación de las Medicinas Tradicionales Prolongación Alerta Nº 466. Teléfono +(51-42) 52 2818 – Telefax +(51-42) 52 5479 Tarapoto – Perú 4  
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks