art26.pdf

12 pages
0 views
of 12

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
Description:
Similar Documents
Tags
Transcript
  958  Int. J. Morphol., 35(3) :958-969, 2017. Historia de la Anatomía en Chile. Los Inicios History of Anatomy in Chile, The Beginnings  Julio Luis Cárdenas Valenzuela CÁRDENAS, V. J. L . Historia de la anatomía en Chile, los inicios.  Int. J. Morphol., 35(3) :958-969, 2017. RESUMEN:  Revisando el desarrollo universal de la anatomía para dar un contexto general, el presente trabajo pretende reunir losantecedentes históricos de los inicios de los estudios anatómicos en Chile y su descripción según los distintos periodos de la historia, desde elChile Prehispánico hasta la mitad del periodo de La República Conservadora, evidenciando los difíciles comienzos, los escasos elementosque lo caracterizaron y su informalidad inicial para pasar posteriormnte a una institucionalidad establecida de la mano de la independencia delpaís.. Por ello, es posible ver la influencia que sobre la enseñanza de la disciplina tiene no sólo el avance científico y el desarrollo de nuevastecnologías, sino también cómo las influencias políticas tanto internas como externas influyeron en el desarrollo de la disciplina a través delos años. La presente descripción por tanto comprende los primeros cinco periodos de nuestra historia e inicios del sexto como nación, desdela descripción de algunos conocimientos anatómicos de los pueblos srcinarios presentes en la región antes de la llegada de los españoles enla Conquista y finalizando con la descripción de los comienzos de la enseñanza institucional de la Anatomía en el Instituto Nacional, marcan-do eventos trascendentales de nuestra historia como disciplina, previo al nacimiento de la enseñanza en la Universidad de Chile, primeraUnversidad que la imparte en nuestro país. PALABRAS CLAVE: Historia Anatomía; Enseñanza anatomía. “La historia es una gran maestra, de humildad, de respeto y buen sentido”   Augusto Orrego Luco. Los albores de la anatomía.  Si del srcen de la Anatomíavamos a hablar, deberemos referirnos en un primer comien-zo a los primeros contactos que el hombre primitivo tuvocon la anatomía visualizando órganos internos y externos,ya sea de animales o de sus propios compañeros muertos oheridos, lo que se vé expresado tempranamente en los dibu- jos plasmados en las cuevas de Altamira en Francia y Espa-ña correspondientes al periodo de los hombres deNeanderthal y Cromagnon. Sin embargo, no es necesarioalejarnos tanto geográficamente para poder apreciar los pri-meros restos humanos intervenidos claramente por el hom-bre con el fin de buscar una conservación cadavérica másallá de la muerte como sucede con los Chinchorro. Estepreámbulo no aspira sino a dar un contexto general del de-sarrollo de la anatomía previa a la llegada de los españoles aChile, para contextualizar los conocimientos que a la épocase tenía sobre la anatomía humana. El Contexto Histórico UniversalLa Anatomía Egipcia.  En Africa, 4.500 años antes de Cris-to, los egipcios actúan sobre los cadáveres pero no en unánimo de conocimiento puro, sino más bien con el fin depreservar el cuerpo para el más allá, no pensando entoncesen una reencarnación, sino más bien en una resurrecciónposterior. En la época predinástica se enterraban los cuer-pos en las arenas del desierto en posición fetal, envueltos enesteras o pieles de cobra. Posteriormente los cuerpos semomifican, puesto que al pretender proteger las tumbas delos saqueos, aquellos dejan de estar en contacto con las are-nas del desierto y se descomponían. Por ello es necesariodesarrollar una técnica que logre conservarlos pero a su vezprotejerlos en estructuras funerarias más complejas, segúnla clase social, para lo cual desarrollan la técnica de momi-ficación; existían tres tipos de embalsamamiento, de acuer-do a factores económicos. Dura 70 días de acuerdo a la mi-tología de la resurrección de Osiris, se lavaba el cuerpo convino de palma, se extraía el cerebro (pues no existía rela-ción entre la anatomía y función de este órgano) a través dela lámina horizontal del etmoides (techo nasal) utilizandoun gancho, además del estómago, pulmones intestinos e hí-gado, que se depositaban en parcialidades en los vasos ca-nónicos y que acompañarán al difunto al más allá. Se dejabaal corazón en su cavidad torácica, pues era el órgano másimportante para los egipcios, depositario de los sentimien-tos y el conocimiento. Luego se rociaba con especias, Académico Programa Anatomía y Biología del Desarrollo Director Museo Anatomía, ICBM, Facultad de Medicina Universidad de Chile Santiago, Chile.  959 rellenándose el cuerpo con mirra, aplicándose luego pordentro y por fuera una mezcla denominada natrón, sal divi-na, que era una mezcla de carbonato de sodio, cloruro desodio y otras sales. Se lavaba nuevamente y se rellenabacon aserrín de madera, envolviéndolo con telas adherida degoma; entonces se introducía en un féretro donde permane-cía en posición vertical para luego continuar con la ceremo-nia de sepultación (Heródoto, En: Jufresa Muñoz, 1992). La anatomía Griega. Al parecer la disección de cuerposhumanos, con fines de adquirir mayores conocimientos cien-tíficos comienza con Herófilo (335-280 a. de C.), que perte-neció a la escuela de Alejandría, describiendo y diferenciandolos nervios, tendones y ligamentos, además del corazón ycerebro. Junto a Erasístrato (280 a. de C.) en la épocaHelenística, participa en la primera disección pública, pe-riodo en el que disecaron más de 600 cadáveres, e incluso alparecer efectuaron algunas vivisecciones protegido porPtolomeo Soler, vale decir disecciones en animales vivos.Con anterioridad es difícil comprender la realizaciónde disecciones, puesto que el respeto en todas las culturas yreligiones lo impedían; no es sino el fin superior de explicarlas enfermedades para ayudar a los vivos lo que convence alos disectores para efectuarlas.Otros escritos señalan que las primeras diseccionesfueron efectuadas en Grecia por Alcmeón de Crotona (535a. de C.), formado en la Escuela de Pitágoras, quién descri-be por primera vez el nervio óptico y el cerebro como asien-to del pensamiento.Hipócrates aportó más bien en la formación de lamedicina como ciencia autónoma y su formación y organi-zación, más que como anatomista o fisiólogo, sin embargo,al igual que Aristóteles que era filósofo, contribuyó a la ana-tomía al efectuar algunas disecciones en animales. La anatomía grecoromana.  Galeno, médico de Pérgamo,actual Turquía, realiza en Alejandría su obra denominada:“De Anatomicis administrationibus“, anatomía basada endisecciones efectuadas en animales, por el horror que lasdisecciones en un cuerpo humano causaban en las personas.Por todo ello, Galeno ( 131 -201 d. de C.) disecó monos,osos y cerdos, pero no cadáveres humanos, efectuando másbien cirugías a gladiadores romanos, realizando una anato-mía funcional, acomodando lo que la función podía ser parauna mente helénica a través de las heridas, verdaderas ven-tanas al cuerpo humano como él mismo señalaba.Para explicar la circulación general, los griegos ma-nejaban el conocimiento que por las venas circulaba sangrey por las arterias aire. (Esto porque en el cadáver las arteriasse vacían de sangre). Según Galeno, la principal figuragrecorromana, la sangre provenía del hígado, rica en espíri-tus naturales, nutriendo los tejidos y eliminando los deshe-chos. Llegaba viciada al corazón y por unos poros invisi-bles atravesaba la pared que comunicaban los ventrículos,combinándose con el aire de los pulmones para formar losespíritus vitales y luego ser distribuidos por las arterias.Mantenía una incontrarrestable autoridad sobre susestudios a lo largo de varios siglos, a tal punto que cuandoun hecho anatómico no correspondía a lo descrito por elmédico de Pérgamo se prefería creer, siguiendo a JacoboSilvio de París, que la estructura del cuerpo humano se ha-bía modificado desde la época de Galeno antes de admitirun error en él. Hasta ese entonces no existía otro procedi-miento heroico para sanar a los enfermos que las sangrías,usadas en extremo exceso a causa de no existir otro.Las leyes de Roma, desde antes de Cristo, no permi-tían mover ni despedazar los cadáveres, sino más bien im-ponían la cremación de los mismos y obligaban a respetarlos cuerpos de los muertos bajo los más severos castigos.Durante la duración del Imperio y hasta el siglo II d. de C.predominó la cremación, que duró hasta el siglo V bajo lainspiración cristiana, por el miedo que profesaban a los ca-dáveres; esto no hacía sino más difícil el contar con cadáve-res para su estudio y docencia (Barquín Calderón, 1980;Laval, 1964).La anatomía en la Edad Media. Durante la EdadMedia hay avances en la anatomía en Europa aunque algomenores al estallido de ellos en el siguiente periodo y a losacontecidos en el Medio Oriente; existen algunos trabajosque alcanzaron cierta notoriedad en los que no existe certe-za el haberse realizado en cadáveres; así tenemos a Nemesio,siglo IV, fisiólogo teórico con su obra La Naturaleza Huma-na que antecedería a Harvey en el descubrimiento de la cir-culación general. La Escuela de Salermo en el año 1240aporta con estudios anatómicos reservados a la cirugía paraaquellos estudiantes que habían participado en lecciones ana-tómicas. Mondino di Luzzi escribe su obra, la AnatomíaMundini en 1316, copiado a mano hasta el año 1487 luegode más de 40 ediciones al lograr disecar los cadáveres dedos mujeres el año 1315, siendo texto obligado de consultadesde entonces, hasta el final de la Edad Media.El Papa Bonifacio VIII emite en el año 1300 una Bula,“De sepulturis” que contribuyó a detener el avance de laAnatomía, pero que en verdad tendía a detener la prácticaabsurda y superticiosa de los cruzados que cortaban paraluego hervir, los cadáveres de sus parientes o conocidos enla expedición a Tierra Santa., para ser enviados fácilmente asu familia junto con el corazón y evitar de esa forma, dejar CÁRDENAS, V. J. L . Historia de la anatomía en Chile, los inicios.  Int. J. Morphol., 35(3) :958-969, 2017.  960 abandonados los cuerpos en tierra Santa, y de esa manerapoder ser enterrados. De ningún modo se prohibían lasdisecciones, más el miedo a la excomunión al parecer fre-nó su avance. Progresivamente fueron efectuándose lasdisecciones anatómicas hasta que el Papa Sixto IV (1471-1484) las permitiera bajo expreso permiso de la Iglesia,permiso ratificado por el papa Clemente VII (1523-1524). La anatomía en el Renacimiento.  Leonardo Da Vinci(1452-1519) inicia la práctica de la anatomía fuera de latutela de Galeno disecando más de treinta cadáveres, con-servándose sus observaciones sólo en dibujos no lograndoinfluir en el progreso de la Anatomía. De hecho, se señalaque dibuja el apéndice cecal, pero no logra describirlo comoun ente autónomo.En 1521 Berengario de Carpa publica en Boloniasus “Comentarios de la Obra de Mondino”, constituyén-dose en el primer trabajo que combina texto con imágenesanatómicos.Durante esos años, Miguel de Servet se convierte,al igual que Andreas Vesalius, en asistente del profesor deMedicina Juan Guinter quien traduce las obras de Galenoy otros médicos de la antigüedad. Servet, en 1538 ingresaa la universidad de París, pone en duda a Aristóteles y Ga-leno descubriendo la circulación pulmonar y negando laexistencia de los poros que comunicaban los ventrículoscomo lo señalara Galeno, lo que sumado a otras ideas enastronomía le hace ser culpado de herejía pero logra salirlibre de ello. Sin embargo años más tarde, luego de seña-larle como autor de ideas poco ortodoxas en su obra ElChistianismi Restitutio (que trata sobre el Espíritu Santo),Calvino mediante, es enjuiciado por la Inquisición españo-la y quemado vivo. Sus ideas fueron poco influyentes, porlo que es a Williams Harvey a quien se le atribuye ser eldescubridor del fenómeno de la circulación de la sangre.Andreas Vesalius (1514-1564) desarrolla su obra:La Fábrica del cuerpo humano (1542), rica en ilustracio-nes realizadas por Jan Stefan van Kalkar efectuando su tra-bajo en un auditorio desmontable en Venecia. Es impresoen Basilea, en Junio del año 1543. Es de tal magnitud suobra que las otras obras parecen tratados pequeños al ladode ella,;descubre el seno esfenoidal, la túnica vaginal deltestículo, el apéndice cecal, pero más bien es el descubri-dor del cuerpo humano en general en su integridad lo quelo hace trascender .Si bien en un primer momento acept a algunos tér-minos de Galeno, como los poros interventriculares, lue-go niega la posibilidad de su existencia, manteniendo esosí la fisiología de Galeno; aunque no los vé, lo acepta porno tener otra explicación el flujo sanguíneo a través deltabique. Y le señala: “Tú Galeno, que te dejaste engañarpor tus simias“. Y es en la concepción de la anatomía don-de se destaca, teniendo una visión del cuerpo humano comouna estructura arquitectónica, como “ fábrica”, como unaintuición mental del cosmos como un mecanismo, dejan-do el avance de la fisiología a sus sucesores. A los 30 añosdeja para siempre su trabajo anatómico, fiel a su tradiciónfamiliar, acompaña al Emperador Carlos V como su mé-dico de corte, y luego a su hijo Felipe II (Laín Entralgo,1972). Tal era la anatomía que hasta ese entonces se desa-rrollaba en Europa, sin embargo así como lenta fue la acep-tación de su verdad en el viejo continente, mucho más len-ta más lo fue en América.Obviamente existen muchas culturas más, tanto eu-ropeas, asiáticas y americanas entre otras que dan un granaporte a la cosmovisión de los pueblos srcinarios, así comootras que aportan gran conocimiento contemporáneo a laanatomía, sin embargo no es la intención del autor el ex-playarse en ellas por no ser objeto de esto en el presentetrabajo, sino dar sólo un contexto histórico paralelo a loshechos que a continuación se relata. CHILE PREHISPÁNICOCultura Chinchorro. Es la cultua más antigua que se tieneconocimiento que practicaba la conservación cadavérica.Antecede claramente a la cultura egipcia en la conservacióncadaverica por alrededor de 4.500 años. En efecto, en lacultura Chinchorro (7.000 a. de C.) ya se efectuaban inter-venciones sobre los cuerpos extrayéndose órganos para supreservación utilizando elementos naturales tales como ar-cilla, lana, fibra natural, madera, ceniza, y otros en su reali-zación, fortaleciendo sus miembros y articulaciones conpalos de madera dispuestos longitudinalmente a los miem-bros a través de distintas técnicas a saber.Al menos cuatro tipos de momificación se describencon varios subtipos con utilización incluso de máscaras fu-nerarias sobre sus rostros; Tipo 1: momificación natural, Tipo2: momificación artificial con tratamiento tanto externo,descuerados, como de cavidades internas, Tipo 3 Momifi-cación con cuerpos secados al fuego, cubiertos con arena,Tipo 4: secados al fuego, sin tratamiento superficial (Allison et al ., 1984).Estos cuerpos posteriormente son utilizados en cere-monias celebradas para tal motivo; célebres son las momiaspreservadas en el Museo Arqueológico de Azapa y CampusSaucache de la Universidad de Tarapacá, Arica, Chile. CÁRDENAS, V. J. L . Historia de la anatomía en Chile, los inicios.  Int. J. Morphol., 35(3) :958-969, 2017.  961 En estas momificaciones es posible evidenciar ya elconocimiento y tratamiento que esta cultura daba al cuerpohumano conociendo de sus órganos internos, articulacionesy huesos pero con fines más bien religiosos lo que se evi-denciaba en las sucesivas intervenciones de reparación rei-teradas que los cuerpos presentaban al ser utilizados en ce-remonias. Cabe destacar por tanto que ya existía un cuidadodel cuerpo humano para utilizarlo más allá de la muerte,7000 años antes de la era cristiana. Cultura Mapuche. Según el Abate Molina (Laval, 1964),antes de la llegada de los españoles existían 3 tipos de médi-cos indígenas, los “machis” que más bien eran una suerte demédicos superticiosos que pensaban que los males eran cau-sados por maleficios generados por ellos. Entre ellos ciertos“médicos mapuches”, denominados “cupoves”, (los quehacen anatomía, en lengua mapudungun) estaban encarga-dos de hacer anatomía, o por lo menos conocer el interiordel cuerpo humano, lo que realizaban en una especie de au-topsia 3 días después de fallecido el paciente, exponiendosus órganos información que también es mencionada porFebrés Padre (1765). Sus conocimientos eran en todo casomuy rudimentarios, muy prácticos (Cruz-Coke Madrid,1995). Los guerreros con sus cuchillos y sus lanzas practi-caron las primeras disecciones en el campo de batalla, co-nocían la anatomía de los animales y utilizaban sus órganosen el tratamiento de varias afecciones. A ellos se sumabanlos “gutarve” que eran una especie de traumatólogos o ciru- janos y curadores de heridas. Además existían los “ampiver”,de un tono más bien práctico que utilizaban principalmentehierbas.Para Laval (1964), existían sólo machis que se “es-pecializaban” según la necesidad del momento.Como fue-se, los guerreros con sus cuchillos y sus lanzas practicaronlas primeras disecciones en el campo de batalla, conocían laanatomía de los animales y utilizaban sus órganos en el tra-tamiento de varias afecciones. Algunos nombres señaladospor Medina (1928), y mencionados también en la obra delprofesor Cruz-Coke Madrid nos señalan algunos vocablosutilizados para denominar distintas estructuras anatómicaspor ejemplo: anca (cuerpo), cadivoro, (costilla), coyhue (úte-ro), ge (ojo), huatha (abdomen), pana (hígado), lonco (ca-beza), pilun (oreja), pinque (corazón); al efectuar sangrías,debían necesariamente conocer de venas superficiales,(yaima), sangre (molvún) (Ferrer Rodríguez, 1904).De lo anterior podemos concluir que la anatomía prac-ticada sobre los cadáveres de los individuos precolombinosen Chile se orientaba más a la conservación de los cuerposcon motivos religiosos y búsqueda de una explicación sobreel srcen de algunas enfermedades que a un estudio progra-mado como tal. Igualmente cabe destacar que algunos deestos términos se han incorporados hasta el día de hoy ennuestro lenguaje habitual, tales como guata, que deriva delvocablo huatha como se denomina al abdomen, pana, anca,y chunchules que deriva del vocablo chunchuli, del quechua,para denominar a los intestinos.Si bien es cierto existían otras culturas antes de lallegada de los españoles a Chile, como Diaguitas, Picunches,Chiquillanes, Pehuenches Chonos, Uros, Aimaras,Atacameños, Puelches, Alacalufes, Selk´nam,Yaganes, pocose conoce de la anatomía conocida por estos pueblos (Laval,2010). LA ANATOMÍA EN LA CONQUISTA (1536-1598) Con Pedro de Valdivia, en 1540 no viene ningúnmédico pues los conquistadores sabían mejor matar quemorir, por ello, los castellanos de la Conquista tuvieron enuna mujer, Inés de Suárez a su primer cirujano y hermanade la caridad. Con la misma mano con que en el día cortabalas cabezas de los caciques, vendaba las heridas de los sol-dados y preparaba su dieta de enfermos compuesta dechuchoca y tortillas por la tarde (Vicuña Mackenna, 1877).Luego, al llegar los “barberos” no se avanzó mucho en Ana-tomía; conocían muy poco y superficialmente el cuerpo hu-mano. Fueron tantas las muertes que provocaron los mis-mos barberos que, según es la fama, “algunos de ellos sehicieron más temibles que los indios entre sus propios com-patriotas”. En efecto, no conocían los médicos del siglo XVIImás anatomía que la escrita por Galeno en Alejandría; porello, la Real audiencia debe prohibir su práctica un tiempopara evitar mayores decesos.Entre la medicina practicada por los indígenas(machis) y los facultativos europeos existían diferenciasobvias en su formación, aunque a veces el resultado de suaccionar era el mismo. Asimismo, existiendo barberos y ci-rujanos de colegio formados, el primer Colegio de Ciruja-nos de París en 1515 sostuvo contra el oficio de los prime-ros, embates rudos para su perfeccionamiento. Los barbe-ros debían estudiar un curso de Anatomía y Cirugía, emi-tiéndose por ello un título de barbero-cirujano; con ello, losconocimientos tendían a aproximarse. A pesar de esto, laanatomía seguía siendo un secreto de los cadáveres.Hay que recordar que en Chile inicialmente los estu-dios estaban asociados a las órdenes religiosas, tanto de LosDomínicos como de Los Jesuitas, entre las cuales gozaba demayor prestigio las que se desarrollaban en la Compañía deJesús, siendo consideraba menor por cuanto sólo contem-plaba los estudios de Artes y Teología, dando los grados debachiller, licenciado y maestro en la primera y bachiller, li-cenciado y doctor en la segunda (Mellafe et al ., 1992). CÁRDENAS, V. J. L . Historia de la anatomía en Chile, los inicios.  Int. J. Morphol., 35(3) :958-969, 2017.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks